Espacio de creación


Primavera 2014



Hace unos días, paseando por el campo, me encontré con este zapato cubierto de musgo. Le hice una foto con el móvil porque me llamó la atención. Ya sé que no es tan extraño encontrarse un zapato abandonado por el campo, pero suelen ser zapatos viejos y rotos, y éste estaba nuevo.  Además fijaos en el modelo. Me gustaba cómo le quedaba el musgo en las costuras. Llevaba bastante tiempo perdido o abandonado, o arrojado... En cualquier caso me pareció que había dejado de ser un zapato, ahora era otra cosa. Ahí había una historia... ¿Cuál?

Cada uno escribiría una diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario