lunes, 12 de mayo de 2014

De mascotas, artistas y libros


Hay muchas formas de trasmitir el valor de una obra como Platero y yo. Para los más pequeños se trata, sobre todo, de la historia de un burrito, escrita por un poeta: un hombre que amaba a su burro, vivió momentos entrañables junto a él y quiso contar al mundo entero la belleza que inspira un sentimiento así. 
Durante la Feria del Libro tuvimos la oportunidad de hacer nuestro homenaje a Platero. Para ello un grupo de niñas y niños de entre 5 y 8 años crearon una tarjeta con desplegable dedicada a su mascota o a cualquier otro animal que ellos eligieran.
Estos son los resultados.
Utilizamos tres técnicas muy sencillas de pop-up. Aquí podéis descargar las plantillas.


Hubo quienes prefirieron dedicar su obra de arte al mismísimo Platero. Y en sus dibujos aparecieron las casas blancas de Moguer, algún que otro olivo y niños jugando...



Empezamos dibujando a nuestra mascota o nuestro animal preferido en una cartulina. Luego lo coloreamos y escribimos su nombre y una frase contando algo especial sobre él, como hizo el poeta.

Por último pasamos nuestra escena a la cartulina del pop-up y añadimos otros elementos. Decidimos si era de noche o de día, si invierno, primavera, verano u otoño. Y nos incluimos nosotros en la escena, junto a nuestra mascota.

Para las portadas de las tarjetas usamos hilos, fieltro, fotos y otros materiales reciclados.

Al abrir y cerrar la tarjeta la escena cobraba vida.

Todos mostraron sus trabajos ORGULLOSÍSIMOS al acabar la actividad.



GRACIAS a CLARA, a JUAN, a MIGUEL, a CARLA y MARINA, a LUNA, a JÚLIA, a RAFAEL, a RITA y a TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS ARTISTAS ANÓNIMOS CON CORAZÓN DE POETAS QUE PARTICIPARON EN EL TALLER (y a las madres y padres que supieron disfrutar como niños).